miércoles, 25 de enero de 2017

Representar ayuda a comprender (y viceversa)


Entender un problema (o una oportunidad) supone la construcción de un modelo mental de la situación. Representar el problema es traducir el  modelo mental en un modelo explícito, esto es comunicable, manipulable, que nos va a ayudar a profundizar en él, a generar ideas y a encontrar nuevas soluciones posibles. Un mapa es un ejemplo de representación.

Un mapa –dijo- es una síntesis de la realidad, un espejo sinóptico que nos guía en la confusión de la vida (Los Diarios de Emilio Renzi, Años de Formación, Ricardo Piglia)

¿Otro ejemplo de representación? El esquema de un circuito eléctrico o electrónico. El esquema, lo mismo que el mapa, nos ayuda a movernos mejor por la realidad, a hacer razonamientos, análisis, predicciones, nuevos diseños.

A su vez, en un movimiento especular, la representación influye en mejorar la comprensión del problema

La representación sinóptica produce la comprensión y la comprensión consiste en ver conexiones (Los Diarios de Emilio Renzi, Años de Formación, Ricardo Piglia)

viernes, 9 de octubre de 2015

Poesía e innovación

La poesía tiene mucho que ver con el pensamiento estratégico y la innovación. Así lo plantea Clare Morgan en su muy interesante libro What Poetry Brings to Business. En él encontramos una fantástica y poética aproximación a lo que es la creatividad y el acto creador a partir del poema The Tought Fox de Ted Hughes. La creatividad, la idea inspiradora, surge cuando no la esperas, aunque haya un intenso trabajo previo. No la controlas, más bien ella te controla a ti y es una criatura delicada (a la que hay que cuidar). El acto creador no está exento de violencia. Hay que romper límites y barreras, salir fuera del cuadrado. La creación no es exclusivamente una tarea intelectual. Se nutre de los sentidos, se necesitan  agallas y atrevimiento, entusiasmo, máxima atención.
La poesía estimula la creatividad:

  • al comprender más profundamente lo real, ayudando a saltar sus límites 
  • por su uso de un doble lenguaje: un discurso lineal y un lenguaje de los sentidos, más global, que se nutre del ritmo del poema, de sus imágenes, de sus patrones sonoros, de sus metáforas
Al leer y al escribir poesía se ponen en juego, a un tiempo, capacidades complejas: la razón y la emoción, el lenguaje discursivo y las imágenes, la intuición y la lógica. Justo las capacidades que un líder, o un innovador, necesita para entender la multitud de datos de la realidad, traspasar ese nivel primario de los hechos, interpretarlos para descubrir sus esencias y sus posibilidades y, en un acto igualmente creador, tomar decisiones.

viernes, 31 de octubre de 2014

La primera red social

La innovación tiene una fuerte repercusión social. Afecta a cómo nos relacionamos, a cómo aprendemos, a cómo creamos arte o interpretamos la historia.

El descubrimiento y control del fuego se puede entender como una de las primeras innovaciones en la historia de la humanidad. Esa innovación inicial tenía unas utilidades inmediatas, como calentarse o defenderse. Pero además tuvo otra trascendente consecuencia, esta vez de tipo social: creó una espacio de convivencia, de encuentro.  Según la interesante exposición  ‘El Arte en la época de Altamira’ (Fundación Botín en colaboración con el British Museum) 

‘la hoguera era el espacio en el que la gente compartía alimentos, información, contaba historias, se reía, cantaba, bailaba, negociaba y se peleaba’

O sea, el fuego, la innovación del fuego controlado, creó la primera red social. Y en ese entorno se desarrolló el lenguaje. Y también el arte. 

viernes, 10 de octubre de 2014

Design Thinking (I)

El Design Thinking  (DT) es un enfoque sumamente interesante para desarrollar innovación. Tiene su origenes en la actividad de la empresa IDEO, líder mundial en consultoría para el desarrollo de productos y servicios innovadores. El DT parte de considerar al usuario o destinatario de las innovaciones como centro o eje del proceso de diseño. No se basa en la tecnología, sino en conocer bien a las personas a las que las innovaciones van dirigidas. En este sentido utiliza el término empatía, ponerse en el lugar del otro, entenderlo a fondo. La empatía forma parte esencial de su método de trabajo.
Antes de diseñar algo en IDEO se dedican a entender bien a las personas. ¿Quienes participan en esa tarea? Expertos de diferentes disciplinas pero que trabajan en colaboración, sin fronteras entre sus especialidades de conocimiento. En estos equipos se mezclan ingenieros con antropólogos, psicólogos o expertos en marketing. Y no se reparten la tarea según su especialidad: conversan sobre lo que tratan de entender.
Un interesante libro sobre el Design Thinking: Change by Design, de Tim Brown, CEO  de IDEO

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El valor de las preguntas

Las preguntas son una forma de generar un abanico de posibilidades...y también una magnífica forma de llegar a una comprensión más profunda de la realidad. Al generar posibilidades estamos entendiendo mejor el potencial de las cosas.
Pensemos en un objeto que centra nuestro interés (y podemos entender por objeto tanto una realidad física como otro tipo de entidad: un problema, una situación, una tecnología...). Algunas preguntas que exploran su potencialidad pueden ser:
- ¿Para qué está hecho? (su finalidad)
- ¿Cómo lo usan otros?¿Qué otros usos le puedo dar?
- ¿Por qué se puede sustituir?
- ¿Con qué lo puedo combinar?
-  ¿Cómo puedo integrarlo en mi proyecto?
- ¿Qué se puede reducir?¿Qué se puede eliminar? ¿Qué se puede maximizar?

Preguntas útiles que abren perspectivas y generan ideas.

viernes, 28 de marzo de 2014

El valor de las Humanidades

Hace diez años Rosalind Williams, en ese momento Directora del Programa de Ciencia, Tecnología y Sociedad  del  Instituto Tecnológico de Massachusetts comentaba que ‘el conocimiento humanístico es ahora más importante que nunca….porque los cambios tecnológicos que estamos viviendo no funcionarán si no hay un profundo conocimiento cultural detrás’ (diario El País, 14/7/2004).
El proyecto HUMAN (OTRI  de la Universidad de Cádiz, 2004-07) nació en torno a esta frase. O esta frase animó los primeros pasos que ya se habían dado. Estábamos de acuerdo.
En realidad además de que funcionen los cambios tecnológicos las Humanidades nos pueden ayudar a comprender las posibilidades y las limitaciones de los desarrollos tecnológicos, su mejor uso.
¿Qué supone la realidad virtual? ¿Cuál es la dinámica de las redes sociales? Las redes sociales han puesto en el primer plano, en juego, incluso visualizados, conceptos como amistad, contactos, intimidad, transparencia, propiedad intelectual, derecho a la propia imagen… En algunos casos son instrumentos de presión personal o social. Es decir los desarrollos tecnológicos tienen muchas dimensiones humanas. Conviene estudiarlos justamente desde esa multiplicidad de puntos de vista.
El enfoque de las humanidades puede ayudar también a desarrollar la propia tecnología y la innovación, como Williams sugería. IDEO empresa líder a nivel mundial en innovación, incorpora desde hace muchos años en sus equipos a lingüistas, psicólogos, expertos en marketing o biólogos. Una nueva mentalidad para abordar los retos y los problemas.
Todos estos son valores añadidos sobre el valor, llamémosle tradicional, del conocimiento humanístico. Podríamos hablar de Humanidades Aplicadas. No deberíamos en cualquier caso desdeñarlos. Al contrario.

jueves, 26 de septiembre de 2013

Las ideas vienen solas

Las ideas vienen sin saber cómo. Pero ¿de dónde? Del subconsciente. El subconsciente desarrolla una actividad mental que no es percibida, esa corresponde a la parte consciente, pero que supone la mayor parte de la actividad cerebral. Cuando aprendemos una habilidad pasamos a hacer a nivel subconsciente gran parte de las tareas que esa actividad pone en juego. El caso típico: aprender a montar en bicicleta. Al principio cuesta y se hace a nivel muy consciente. Al aprenderlo lo hacemos sin darnos cuenta. Porque lo hemos cogido, aprehendido.

El aprendizaje de la creatividad viene a ser el proceso de ir haciendo de forma subconsciente las tareas propias de la acción creadora: ver nuevas posibilidades, tratar de dar valor a lo rutinario, evaluar alternativas y arriesgarse escogiendo lo nuevo. 
Un bonito y muy interesante libro sobre todo ello: El aprendizaje de la creatividad, de Jose Antonio Marina (Ariel). Y un curso: el Curso sobre Creatividad e Innovación (V edición) del Programa de Formación Permanente de la UCA, que empezamos el próximo martes 1 de Octubre en el Parque Científico Tecnológico Agroindustrial de Jerez.